12 consejos para elegir un veterinario para tu peludo

Los cuidados veterinarios deben ser una parte rutinaria en la vida de tu perro, por eso elegir un veterinario es una decisión extremadamente importante y delicada que va a influir en la calidad de los cuidados que recibe su animal.

Seguro que no quieres dejar a tu peludo en manos de cualquiera, por eso en razasperros.net te damos consejos para que tomes la elección acertada.

Dedica tiempo a la búsqueda y hazlo con antelación, ya que la peor hora para buscar un veterinario es cuando realmente necesitas uno.

elegir un veterinario

Consejos para elegir un veterinario:

Pide opinión a tus conocidos: seguramente conozcas a muchos amigos y familiares que ya tienen un perro y una clínica veterinaria de referencia. Pregunta a aquellos que entienden la relación con su perro como tú y que te digan por qué les gusta o no un determinado centro veterinario.

Ubicación: muchos perros tienen miedo a los coches, otros por su edad tienen dificultad para subir al vehículo…la distancia de la clínica a tu caso es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir tu veterinario.

Limpieza: revisa que las instalaciones estén limpias, que sean cómodas y estén libres de parásitos (pulgas y garrapatas). Muy pocas personas lo tienen en cuenta, pero es importante conocer el área canina, cómo se encuentran las jaulas, si hay malos olores, si están bien separadas del área de los gatos para reducir el estrés…

Internamiento: nunca se sabe si en algún momento va a ser necesario dejar a nuestro perro ingresado. Pide que te muestren este área y observa si tiene bien separadas las zonas de animales sanos con animales enfermos con virus, por ejemplo

La zona de aislamiento tiene que estar a una distancia prudencial del área de internamento: algunas enfermedades fatales son muy contagiosas y pueden quedar atrapados en el aire.

elegir buena clinica veterinaria

Servicio de emergencia: qué horario tienen y si disponen de servicio de emergencia 24 horas. Asimismo, cuántas personas atienden estas urgencias.

Éste es un punto muy importante ya que hay muchas clínicas con un horario muy reducido. En el caso de que elijas una clínica sin servicio de urgencia, pregunta por el hospital más cercano que preste atención 24 horas y que disponga de un amplio equipo de especialistas y servicios amplios para realizar diferentes pruebas.

Veterinarios en prácticas: en muchas clínicas trabajan con becas y veterinarios en prácticas. Es interesante conocer qué porcentaje son estudiantes en prácticas y cuántos veterinarios con más años de experiencia.

Comunicación: valora que la comunicación con el veterinario sea efectiva. Si el veterinario es muy inaccesible, o no le da un buen retorno, es una mala señal.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que no se debe molestar al profesional fuera del horario de trabajo para cuestiones que pueden esperar.

Servicios: comprobar si las pruebas tales como análisis de sangre, rayos X y ultrasonido se realizan en el lugar o en otras clínicas.

Amabilidad y empatía: ¿el personal técnico y clínico es amable? Tienes que conectar con el personal para una relación fluida.

Precio: nada es cara o barato por sí solo, por lo que debes valorar el precio en función de la experiencia y destreza del profesional. Es mucho mejor gastar 100€ y obtener un diagnóstico y tratamiento precio, que pagar 30€, errar en el resultado y cometer una negligencia. Estamos hablando de la salud de nuestro perro.

Pasión: desde un primer momento se nota si el profesional tiene pasión por su trabajo o si ya está quemado. Observa si trata a tu perro con calma, cuidado y compasión.

Experiencia: seguramente en la clínica veterinaria estén colgados los certificados y cursos realizados.

Ahora bien, los títulos académicos garantiza que el veterinario está certificado, pero no asegura que sea un buen profesional.

Un buen veterinario, además de destacar por sus conocimientos y habilidades, se caracteriza su simpatía, empatía, cordialidad, paciencia, predisposición para oír al cliente, tranquilidad y compromiso.

La confianza y la relación personal construida a partir de la sinceridad entre las partes, a través del respeto y el cambio de responsabilidades para obtener el bienestar del animal y de su familia, ¡serán un gran diferencial!

Compara: visita varias clínicas veterinarias. Es bueno conocer varios centros para poder comparar y decidir cuál será la elegida para acompañar a su bichito durante toda su vida

¿Es bueno elegir un veterinario y quedarse con él para siempre?

Crear una relación de confianza a lo largo de los años siempre será la mejor opción para las tres partes. Puede llegar un momento en que tu veterinario necesite la colaboración de un especialista, y él será quien se encargue de ponerse en contacto para que tu perro esté atendido por las mejores manos.

¿Cuándo es hora de cambiar de clínica veterinaria?

consejos elegir buen veterinario

Si existen cambios en la clínica veterinaria, sientes que no está respondiendo a las necesidades de tu perro, que los tratamientos que te ofrece no da resultados, puede ser hora de encontrar uno nuevo.

Según circunstancias, no se tratará de cambiar de veterinario, sino de contrastar opiniones de varios profesionales ya que hay cuadros o enfermedades de diagnóstico complejo.

Hasta el momento hemos hablado de consejos para elegir una clínica veterinaria y en qué debes fijarte a la hora de evaluar al profesional. Ahora bien, nosotros como clientes también tenemos una serie de responsabilidades.

Nuestra relación con la clínica veterinaria:

    • Hay que ser cordial y paciente, confiar en la experiencia para tener una relación feliz con nuestro veterinario.
    • Acudir a la clínica veterinaria de manera regular y con carácter preventivo y no sólo cuando el animal se enferma.
    • Implicarse en conocer al perro. Solo de esta manera se podrá reconocer los primeros signos de la enfermedad. Si el animal no está bien, no esperes hasta que esté realmente enfermo antes de llamar a su veterinario. Es frustrante para un veterinario, y devastador para los dueños, ver un animal morir de una enfermedad que podría haber sido tratada con éxito si el cuidado profesional había comenzado antes.
    • Para la seguridad de su perro, así como la de otros clientes y mascotas, si su animal es reactivo, que esté bajo control en todo momento.
    • La mayoría de los veterinarios y clínicas veterinarias están abiertas sólo durante el horario normal de lunes a sábado, pero los hospitales de animales abren los domingos también.Es importante pedir a su veterinario el nombre, ubicación y número de teléfono del Hospital 24 horas más cercano. Si se produce una emergencia médica para su mascota en el medio de la noche, usted no querrá desperdiciar el tiempo precioso buscando una clínica que esté abierta.

Invierte tiempo en elegir un veterinario y la clínica ideal para tu peludo. Esto puede hacer una gran diferencia en la salud y el bienestar de su amigo peludo.

Rate this post

Contenido relacionado

Deja un comentario