Depresión en perros, causas, síntomas y soluciones

Depresión en perros, causas, síntomas y soluciones

Aprende a reconocer si tu mejor amigo está deprimido

Igual que ocurre en los seres humanos, la depresión en perros también es frecuente.

Principalmente la depresión se da más en los animales de compañía, pues poseen una gran dependencia de los dueños. Cuando el animal se queda bajo una situación estresante (como fobias, abandono, soledad) aparece la ansiedad.

Así dependiendo del nivel de estrés al que el animal está sometido, su organismo se altera causando comúnmente apatía y falta de apetito.

El cuadro de depresión canina debe ser tratado con seriedad, pues la depresión puede influir mucho en la fisiología del animal causando diferentes problemas de conducta y actuando como un factor perjudicial cuando el animal está enfermo.

Causas de la depresión en perros

Aparentemente existen varios factores que pueden llevar al animal a la depresión, pero aún no se sabe efectivamente lo que inicia este ciclo en el organismo del mismo, así se debe hacer una evaluación de las señales que presenta el animal.

Hay animales que poseen una predisposición genética a la depresión, pero también existen factores ambientales que desencadenan este cuadro como cambios de rutina, inserción de un nuevo animal en la familia o una nueva persona en el mismo ambiente donde el perro vive, malos tratos, abandono, soledad e incluso muerte de una persona o animal con el que convivía.

Síntomas de la depresión canina

Perro deprimido que hacer

La mayoría de los síntomas de la depresión se relacionan con el comportamiento, por lo que corresponde al propietario la observación de su animal.

Los síntomas más comunes

  • De manera general el animal queda apático y triste
  • Hay una falta de apetito causando adelgazamiento
  • El animal pasa a ignorar actividades que lo estimulaban anteriormente como juegos y paseos
  • El perro se aísla

Los síntomas tienden a agravarse conforme el nivel de estrés o shock emocional vaya en aumento, haciendo que el animal produzca un comportamiento tan alterado que lo lleva a hacer actos repetitivos como balance de cabeza, lameduras constantes en sí mismo causando heridas, e incluso morderse partes del propio cuerpo (como cola y patas).

Echa un vistazo a nuestro post Problemas de Conducta en Perros

Tratamiento de la depresión canina

Después de observar estos cambios de comportamiento en su perro, el propietario debe llevar a su animal en un veterinario, que le diagnosticará la depresión.

El veterinario evaluará un conjunto de signos y síntomas presentados por el animal, y también evaluará si la causa de la depresión se debe a cambios hormonales (como el hipotiroidismo, por ejemplo) o alguna otra enfermedad primaria que debilite el animal y cause este estado de ánimo.

El tratamiento para la depresión de tu perro, en general se realiza con un conjunto de alternativas, como el uso de medicamentos antidepresivos (como el prozac), también viene siendo utilizado con óptimos resultados las flores de bach, asociadas a una terapia comportamental y una mejora en la calidad de vida del animal afectadas.

 

Rate this post

Contenido relacionado

Deja un comentario