¿Tu perro no te reconoce? Puede padecer Alzheimer

Los perros no están libres de las enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento. Al igual que la enfermedad de Alzheimer en los seres humanos, la disfunción cognitiva canina implica una serie de cambios en el comportamiento y puede manifestarse desde la edad de siete años. Con el aumento de la expectativa de vida de los animales, los veterinarios atestiguan mayor número de animales con el problema.

De diagnóstico complejo (después de todo, todavía no existe un examen específico para identificar la enfermedad), la disfunción cognitiva suele asustar al principio, pues cambia el cotidiano de perros y sus dueños.

Según la Dra Valéria Corrêa, directora técnica del Hospital Veterinario del Pet Center Marginal – 24 horas, entre las manifestaciones de esta enfermedad se encuentra la desorientación del perro (involucra momentos de agitación y/o de somnolencia), reducción de actividad física, cambios en el patrón del sueño , pérdida de memoria visual y alteración en los hábitos de higiene.

“Son animales que pasan a orinar y defecar en cualquier lugar, dejan de interactuar con la familia, cambian de la noche al día, entran en lugares restringidos de la casa y tienen dificultad para salir de ellos. En algunos casos, pasan a no reconocer a sus propios dueños y quedan apáticos “, aclara.

Alzheimer en los perros

Como los tumores cerebrales y algunos trastornos endocrinos provocan cambios de comportamiento similares, es importante que los dueños busquen al veterinario del animal para que se haga el diagnóstico adecuado.

¿Alzheimer en los perros? ¿Qué cuidados deben tenerse?

“Desafortunadamente se trata de una enfermedad que interfiere en la calidad de vida del animal”, dice la veterinaria. “Es esencial que los tutores entiendan que el perro no se comporta así por voluntad propia y deben tener paciencia y cariño a la hora de cuidarlos”, alerta Valéria Corrêa.

El tratamiento, de acuerdo con la veterinaria, puede incluir la medicación y el cambio en la dieta. Se puede optar por raciones ricas en antioxidantes, que ayudan a combatir a los radicales libres y, a su vez, retardan el envejecimiento.

Para que el animal se encuentre bien, sin embargo, el mejor tratamiento será la comprensión y atención de los dueños.

Alzheimer en los perros

Los veterinarios aconsejan:

  • No dejar el animal solo por largos períodos, ya que pueden confundirse al meterse en lugares restringidos de la casa y no pueden salir, como debajo de los muebles, detrás de las puertas.
  • Otros perros más jóvenes pueden ayudar a los mayores, ya sea orientando a esos animales, que a veces están ciegos y sordos también. Por otro lado, esos compañeros más jóvenes pueden molestar a los perros de la tercera edad, corresponde al dueño separarlos, si es el caso.
  • Son perros que van a dormir por más tiempo, es normal – eso sucede no sólo por la enfermedad, si no también por el envejecimiento. Lo ideal es llevarlos incluso durmiendo para hacer las necesidades o recurrir a los pañales desechables (pero no todos los animales se adaptan).
  • Si es posible, dejar el espacio libre donde estos animales puedan caminar, cuando lo deseen, sin accidentes. Mantener la cama higienizada y respetar la lentitud en los momentos de paseo.
  • Como pueden ocurrir también cambios en el apetito del animal, que cambia el día por la noche, deje la ración disponible y el agua por tiempo indeterminado. Hable con el veterinario para indicar opciones alimenticias para facilitar la masticación del perro.
Rate this post

Contenido relacionado

Deja un comentario