Perro del Ariège

El ariegeois, también conocido como perro del Ariège o braco de Ariège, es un perro de origen francés que fue creado para ayudar al hombre a la caza.

Desarrollado en el siglo XIX, el Ariège es un perro con características muy similares a sus antepasados, como el Grand Bleu de Gascogne y el gascón-Saintongeois. Aunque se diferencia de ellos en el tamaño, ya que es menor, el Perro del Ariége compensa en la agilidad.

Gracias a la ayuda del Club Gascon Phoebus, la raza Perro del Ariége se popularizó por toda Francia. Sin embargo, el período de la Segunda Guerra Mundial, ocurrido entre las décadas de 1930 y 1940, devastó varias ciudades francesas y casi diezmó al Perro del Ariège.

Muchos murieron durante las batallas y otros acabaron siendo sacrificados por sus propietarios, que debido al hambre ya las pésimas condiciones de vida durante una guerra, no tenían para mantener a su Perro del Ariège. La supervivencia del Perro del Ariège sólo fue posible porque el conflicto bélico no alcanzó a toda Francia, en especial la región sur del país, lugar de origen de este espécimen.

Esto ayudó a mantener un número razonable de Perro del Ariège, además que en aquel momento la caza comenzó a ganar popularidad después de la guerra. Con ello, el número de ejemplares vivos fue recuperado y, tras algunos años, el Perro del Ariége volvió a retomar su popularidad en el territorio francés. Sin embargo, el animal no pudo superar las fronteras de Francia, tanto que el Perro del Ariége es considerado raro en el exterior.

El Perro del Ariége es reconocido por la Federación Cinológica Internacional (FCI) en la mayor parte del mundo. Desde 1993 el animal es reconocido por el United Kennel Club (UKC). También es aceptado en el Continental Kennel Club (CKC) y en la American Rare Breed Association (ARBA).

Temperamento del ariegeois

El braco de Ariège tiene un temperamento bastante dócil y cariñoso, siendo ideal para la convivencia con niños, puesto que a ambos les gusta la atención y jugar. También puede convivir sin problemas con otros cachorros, siempre y cuando sean del mismo tamaño o mayores.

Esto es porque, por su instinto cazador, el Perro del Ariège no debe quedarse solo con pequeños animales domésticos, ya puede despertar su instinto de caza.

Además de ser un gran perro de caza, el perro del Ariège es un gran perro de compañía, su segunda función que se ha agregado a lo largo de los años. Si te gusta pasear y caminar en compañía de un perro, el perro del Ariège es ideal para ello, ya que le gusta ejercitarse y necesita gastar energía. Y le encantará hacer todo esto en compañía de su dueño.

El Perro del Ariège tiene personalidad muy perspicaz e inteligente, lo que permite que él aprenda muy fácil, siempre que con un adiestramiento adecuado.

Cuidado del braco de Ariège

Como se trata de un perro de caza y le gusta mucho ejercitarse, es recomendable que el Perro del Ariège viva en una casa con espacio amplio para que pueda jugar, correr y saltar sin que nadie llame la atención al animal. Es decir, el Perro del Ariège no es un perro para quedarse dentro de casa.

Además, son muy importantes los paseos diarios, ya que el perro del Ariége tiene mucha energía acumulada y necesita descargarlo todo en actividades placenteras, preferentemente en compañía de su dueño. Si no hay interacción con el propietario, ni ejercicio diario, el Perro del Ariége puede comenzar a presentar comportamientos indeseables y destruir objetos dentro de casa o acabar con el jardín. Para ayudar en este proceso de aprendizaje, puede ser necesaria la inclusión de comandos en entrenamientos diarios.

Salud del Ariège

El perro del Ariège es un animal muy sano y que tiene pocos problemas de salud. Su expectativa de vida es entre 10 y 12 años.

Uno de los puntos débiles  son sus oídos. Son muy sensibles, siendo susceptibles a infecciones. Esto ocurre porque sus orejas son muy largas, haciendo que agua, residuos y suciedad acaben entrando en contacto con las orejas y parte de ese material acabe entrando en los oídos del animal.

Una vez en el oído, esas partículas terminan quedando atrapadas y, si se alojan profundamente en ese lugar, impiden que el perro consiga sacarlas solo. Ocurre que tales partículas atrapadas pueden llevar a la irritación en la piel y la membrana del oído, provocando incomodidad y dolor en el perro del Ariège.

Si no se trata esta irritación, puede evolucionar a una infección crónica en el oído, lo que puede causar aún más dolor y provocar la pérdida auditiva en casos más graves. Por lo tanto, es fundamental llevar al perro del Ariège al veterinario regularmente, pues el especialista comprobará si los oídos están limpios, con irritabilidad o alguna infección, y pueden indicar el mejor tratamiento, si es necesario.

Para evitar otras enfermedades de tipo congénito, es importante obtener exámenes y certificaciones de los antepasados ​​del cachorro de Ariége junto al criador, todo para que usted tenga el máximo de informaciones al respecto y consiga prevenirse en cuanto a algún problema futuro.

Cómo cuidarle

Para evitar la acumulación de suciedad y residuos en los oídos del Perro del Ariége, es importante que el propietario del animal haga limpiezas frecuentes de la región. Si percibe algo diferente, lleve al perro al veterinario, que comprobará si hay alguna irritabilidad o infección en el lugar.

Si con los oídos es necesario un cuidado mayor, en el caso del pelaje, el Perro del Ariége no ofrece tanto trabajo. Como su pelo es corto, no es necesario un cepillado profesional. Sin embargo, es recomendable que se haga el cepillado una vez por semana para la retirada de los pelos muertos.

Además, es necesario bañar al perro todos los meses, lo que le dejará muy bonito y bien cuidado.

Comida

El perro del Ariége necesita consumir ración de alta calidad, todo para mantener el animal bien nutrido y con salud. La cantidad de alimento que se distribuirá durante el día dependerá del tamaño y la edad del animal. Por ejemplo, el Perro del Ariége cachorro puede comer entre 95 y 190 g diarios de comida, mientras que el animal en la fase adulta sube esa cantidad de 160 g a 270 g todos los días.

En los primeros 12 meses de vida del animal, es fundamental que la ración sea especial, para cubrir algunos nutrientes que algunas raciones más comunes no poseen y que son necesarios, aún más si el animal es, perro desmamar temprano de su madre.

Contenido relacionado

Deja un comentario