10 Consejos para ahorrar con tu perro

Con tanta variedad de productos para mascotas existentes hoy en el mercado, los gastos con nuestros queridos peludos acaban creciendo cada vez más y por ello se necesita un plan perfecto para ahorrar en los gastos de tu mascota.

¿es necesario un gasto mensual tan grande con nuestras mascotas para que puedan vivir bien y con una buena calidad de vida?

Una de las cuestiones que planteamos con frecuencia es en relación a los gastos con nuestros animales domésticos. La ropa de marca, collares y juguetes importados, bocadillos que imitan chocolate, son sólo algunos ejemplos de los artículos de lujo con los que mucha gente le gusta comprar a sus perros.

Pero, ¿es que todos esos artículos de lujo son realmente necesarios para que nuestros amigos de cuatro patas sean más felices y sanos?

Es claro que si puedes proporcionar a tu perrito todos estos placeres y artículos de lujo, no hay nada malo.

Pero si, por el contrario, te estás preguntando si hay alguna manera de mantener la calidad de vida de tu perro sin tantos gastos extras, la respuesta es sí.

No todos estos artículos “de lujo” son necesarios para la buena salud de tu amigo y, en realidad, hay algunos consejos importantes para los propietarios que quieren evitar gastos innecesarios a lo largo de la vida del animal.

Preparamos una lista de las medidas más importantes que pueden evitar los altos costos de productos y tratamientos para los perros de todas las edades. A continuación, algunos de estos consejos para tratar bien a tu amigo. Entonces va:

¿Cómo cuidar bien a un perro sin gastar mucho?

Visitar al veterinario con regularidad

A pesar de parecer para algunos que las visitas regulares al veterinario van a acabar aumentando los gastos de tu perro, en realidad lo que ocurre es exactamente lo contrario.

Sólo el veterinario será capaz de identificar cuestiones de salud precozmente, y por lo tanto ahorrar en medicamentos, exámenes y tratamientos.

Los exámenes preventivos pueden identificar infestaciones de pulgas, garrapatas, gusanos y parásitos, además de cuestiones importantes en relación a la salud de los pulmones, corazón, dientes, encías, etc.

Cualquier enfermedad identificada tardíamente, puede dificultar el tratamiento y aumentar los costes de veterinario, exámenes y medicamentos.

Examina a tu perro regularmente

Una buena idea para los propietarios más experimentados es realizar un examen semanal en el perro para buscar cualquier cosa que esté fuera de lo normal.

Primero verifica el cuerpo del animal para determinar si no hay nódulos, hinchazones o costras en la piel.

Revisa las orejas y los ojos y procura observar si no hay secreción o enrojecimiento.

Cepilla los dientes para quitar cualquier resto de comida utilizando pasta dental específica para perros, y asegúrese de que las encías están sanas y coloreadas.

El mal aliento puede indicar problemas en el tracto digestivo, que debe ser diagnosticado lo antes posible.

Observa si su respiración está dentro de lo normal, y estate atento siempre que haya algún cambio de comportamiento.

Cualquier cambio de comportamiento en relación con sus hábitos regulares con comida, agua o actividad física debe ser vigilado atentamente y reportado al veterinario si crees que algo no va bien.

Busca tomar nota de cualquier anormalidad y, si es necesario, llévalo a una consulta veterinaria.

Vacuna a tu perro de acuerdo con la recomendación del veterinario

La vacunación del perro es el método más confiable y eficaz para proteger a los perros contra enfermedades infecciosas. Procura cumplir el cronograma de vacunación apropiado para su animal.

Recuerda que las vacunas al día evitan enfermedades peligrosas, ya menudo de difícil tratamiento.

Las vacunas deben ser indicadas por el veterinario, de acuerdo con la edad del animal y también con el lugar donde vive el animal.

Si tienes más de un animal en casa, asegúrate de que todos están con las vacunas al día, y si tienes dudas sobre qué vacunas deben recibir y con qué regularidad, echa un vistazo a esta guía de vacunación para perros y consulta a tu veterinario de confianza para que pueda sacarte de dudas.

Realiza la castración de tu animal en la época apropiada

Todavía hay propietarios que se proclaman en contra del procedimiento de castración o esterilización de los animales domésticos, sin embargo, según expertos, estos procedimientos influyen de manera determinante en la salud del animal adulto.

Para las hembras, la castración reduce drásticamente el riesgo de cáncer de mama, y ​​elimina el riesgo de cáncer de ovario e intrauterino.

Para los machos, los beneficios de este procedimiento son en relación al cáncer de testículos.

Además, hay estudios que indican un aumento significativo en la expectativa de vida de los animales castrados.

Invierte en el entrenamiento de tu perro

A pesar de parecer más un gasto extra, las clases de obediencia son muy importantes para que su perro no acabe por hacer cosas que no debía.

Un perro educado, que sabe quedarse a tu lado durante los paseos,  por ejemplo, no va a ir comiendo lo que no debía, evitando riesgos innecesarios y potencialmente peligrosos.

Los perros que no atienden a los comandos básicos, o los perros peleadores, también pueden herirse en un momento, y acaban parando en el consultorio médico para puntos y curas.

Considera dar de alta un seguro médico canino

Si no tienes o no conoces ningún plan de salud para las mascotas, que pueda reducir gastos en el caso de las cirugías, por ejemplo, siempre es posible planificar un fondo para tu perro.

Ahorrar, por ejemplo, ese dinero que gastarías con aperitivos industrializados nada sanos, o con una ropita de marca que a tu perro tal vez no le guste, y depositar esos valores en un ahorro, un poquito al mes.

Cuando tu perro se enferma, necesita remedio o algún cuidado de precio más alto, este fondo te ayudará a reducir los gastos.

Alimenta bien a tu perro

Si alimentas a tu perro con pienso de línea comercial, utiliza uno de calidad.

Los piensos premium o super-premium son los más indicados para tu perro, pues son alimentos balanceados y con mayor valor nutritivo.

Aquí no hay que ahorrar, pues los piensos estándar no atienden las necesidades nutricionales de tu perro, no importa lo que el fabricante diga en el envase.

Incluso para los propietarios que alimentan a sus perros con comida natural, preparada en casa especialmente para ellos, no hay que ahorrar.

Sea una comida casera o pienso comprado para el perro, este es el punto más importante para la buena salud y para el bienestar de cualquier animal, y no hay como descuidar una cuestión tan importante.

Evite la sobrealimentar a tu perro

Esta es otra cuestión importante. Los perros no necesitan comer una cantidad tan grande de comida como los seres humanos, especialmente si le ofreces una ración de calidad.

Evitar la super-alimentación combate la obesidad, y ahorra el dinero tirado en el exceso. Procura seguir atentamente las recomendaciones del veterinario o del fabricante.

Cepilla a tu perro regularmente

cepilla tu mismo al perro

Cuando nosotros mismos nos proponemos cuidar de nuestras mascotas, podemos ahorrar con los gastos de “belleza” del animal.

A los perros les gusta y necesitan ser cepillados regularmente, así que es una buena opción para gastar menos y para pasar algún tiempo más con tu peludo.

Cuando no cuidamos el pelaje de nuestro amigo de manera correcta, puede ocurrir una acumulación de bacterias, hongos y parásitos, que puede derivar en otras cuestiones importantes de salud, además de gastos innecesarios para curarles.

Cuida la higiene de tu perro en casa para contener estos gatos, cepillando e incluso dando los baños regulares que necesita. Mira nuestro post de consejos sobre cómo bañar al perro.

Corta las uñas de su perro regularmente

Más una sugerencia importante para los propietarios más experimentados. En realidad, no es tan difícil cortar las uñas del perro en casa.

Esta es una práctica importante para el cuidado de la higiene de su peludo y se puede hacer en casa sin mayores problemas.

Hay tijeras específicas para este fin que ayudan mucho en la labor y que evitan tener que acudir  al veterinario para un corte de uñas.

Además de ser importante para el perro mantener las uñas siempre recortadas, esta también es una buena manera de ahorrar con la reposición de los muebles, tapizados y cortinas destruidos por las uñas afiladas y sin cuidados.

Pero, si aún así, no te sientes seguro para cortar las uñas de tu perro, no hay problema. Deja esta tarea para el veterinario, y sigue los otros consejos para contener los gastos de tu peludo.

Y ahora, a que es muy fácil ahorrar con tu perro? 🙂

Rate this post

Contenido relacionado

Deja un comentario