El cachorrito ideal – Aprende cómo elegir tu nueva mascota canina

Quien desea comprar o adoptar un perro suele plantearse, con cierta frecuencia, algunas preguntas importantes.  Y es que la elección de un perrito que formará parte de la familia, en muchos casos, no se convierte en una tarea muy fácil. Por eso queremos guiarte en la búsqueda del cachorrito ideal para tu hogar.

Adoptar un perro

 

Antes de nada, el futuro propietario de un animal debería tener una serie de factores en consideración ya que llevar un animal a casa exige responsabilidad, tiempo y atención, evitando problemas futuros en función de la falta de planificación.

Antes de adoptar un perro es fundamental que todos estén de acuerdo con la nueva incorporación y desean tener una mascota en casa ya que, con una expectativa de vida en torno a los 15 años, los perros formarán parte del día a día del hogar por mucho tiempo.

Además, es importante saber si los nuevos dueños tendrán tiempo suficiente para dedicarle, ya sea jugando, paseando o realizando actividades diversas pues, un animal que se queda solo por mucho tiempo puede acabar desarrollando problemas de depresión a causa de la soledad.

Otro de los aspectos importantes a la hora de adoptar un perro es disponer de una situación económica estable que garantice el bienestar y la salud de la mascota. Hay que tener en cuenta el hecho de que durante toda su vida necesitará alimentos, accesorios, visitas periódicas al veterinario y otros cuidados como peluquería y baños, además de los imprevistos y accidentes que puedan ocurrir a lo largo de este tiempo, lo que exige que sus propietarios desembolsen grandes cantidades de dinero para proporcionar una buena calidad de vida al animal.

Si ya has descartado la posibilidad de que el perro pueda ser descuidado o abandonado, ha llegado la hora de elegir la raza ideal para el hogar: decisión que debe ser hecha con criterio y de forma precisa, teniendo en cuenta el espacio del que el animal dispondrá para mover y jugar dentro de casa y si hay espacios exteriores en los que pueda pasear, correr y relacionarse.

Con el crecimiento cada vez más acelerado de las ciudades y el frenético ritmo que enfrentan los profesionales de hoy en día, buena parte de las personas que piensan en comprar o adoptar un perrito suelen vivir en edificios. Y, para que una mascota pueda tener una vida de calidad dentro de un ambiente como este, lo más indicado es que el animal elegido sea un perro de dimensiones pequeñas, dejando de lado a las razas de gran porte que, sin duda, no vivirían bien en ese tipo de viviendas. Con sus diferentes personalidades y características físicas, los perros pequeños y las versiones mini, son las opciones ideales para tener en este tipo de  viviendas.

A continuación te enumeramos algunas de las razas que mejor se adaptan a la vida en pisos y apartamentos. De este modo esperamos que puedas tomar la mejor decisión a la hora de adoptar un perro y evitar el sufrimiento innecesario de mascotas que no sean las ideales para el tipo de vida que puedas ofrecerles.

Doguillo:

También conocido por los nombres de Carlino, Mops y Pug es originario de China, y solía ser considerado como un miembro de la realeza en el siglo II AC, teniendo, incluso, espacio y siervos propios dentro de los palacios de la época; recibiendo atención y cuidados constantes.

Doguillo

Juguetones, cariñosos y muy apegados a sus propietarios, el Pug es un perrito que se lleva muy bien con los niños, pudiendo formar parte de familias grandes sin mayores problemas de socialización, lo que los hace una buena opción a la hora de buscar una mascota que adoptar.

La raza puede convivir bien con ancianos y hasta otros perros, pudiendo vivir en apartamentos manteniendo la calidad de vida y apegándose a los demás miembros de la familia con gran facilidad, adaptándose de manera tranquila a diferentes ambientes y personas.

De aspecto robusto y hocico plano, este perro puede desarrollar algunos problemas respiratorios debido a la braquicefalia; no debe estar demasiado tiempo expuesto al calor del sol ni practicar ejercicios muy intensos. El hecho de ser un animal braquicéfalo también contribuye al origen de otra característica de los Pugs: su respiración y ladrido que se asemejan a una especie de ronquido.

Con una altura de unos 35 centímetros, el Pug puede llegar a pesar en torno a los 8 kilos en condiciones sanas. Debido a que es una raza que tiende a comer mucho, debe ser controlado para evitar problemas de obesidad.

Dachshund:


Reconocido oficialmente por el Kennel Club en 1873, el Dachshund es un animal que, según los entendidos, se originó a partir de los perros Basset. También es conocido popularmente como ‘perro salchicha’ o Teckel.

Dachshund

Con una altura que varía entre 17 y 25 centímetros y un peso que va de 3,5 a 9 kilos (dependiendo del tipo de la raza, ya que se divide en estándar, miniatura y kaninchen), la raza está bien equilibrada y con una personalidad fuerte, que le puede llevar a ser bastante terco.

Se adapta bien a vivir en apartamentos aunque necesita hacer ejercicio para controlar posibles problemas de sobrepeso. Sus fans lo consideran un perro extrovertido, aunque puede mostrarse receloso ante algunas personas desconocidas, por lo que se aconseja dar algunas clases de adiestramiento para controlar este tipo de comportamiento. Si estas cualidades son las que buscas, el Dachshund puede ser una buena opción de perro para adoptar.

Caniche:


El Caniche o Poodle en inglés es una de las razas más conocidas y populares. Podemos encontrarlo, según su tamaño, como Standard, Medio, Enano y Toy. Es considerado el segundo perro más inteligente en todo el mundo.

Caniche

Con un temperamento bastante dócil y alegre, el Caniche es un perro bastante apegado a sus dueños ya la familia de la que forma parte, pudiendo ponerse intranquilo y volverse un tanto desconfiado cuando percibe una presencia extraña o desconocida.

Aunque los perros de la raza más grandes prefieren vivir en espacios más grandes y más abiertos, las versiones menores del Poodle pueden tener una vida tranquila y de calidad en espacios más pequeños.

Su personalidad es bastante adaptable a los diferentes tipos de personas, por lo que se recomienda que conviva con personas relativamente tranquilas, ya que, cuando tienen propietarios muy estresados, puede desarrollar un comportamiento más agresivo y tenso, pudiendo incluso, sufrir ataques de pánico. Si este es tu caso, quizás no es la mejor opción para comprarlo o adoptarlo.

Shih Tzu:

Originario de China, donde era considerado un animal sagrado en la antigüedad, el Shih Tzu es producto de la mezcla entre las razas Pequinés y Lhasa Apso con quien se confunde con gran frecuencia debido a su apariencia pequeñita y peluda.

Shih Tzu

El Shih Tzu es un perrito que le encanta recibir cariños y ser mimado por sus dueños. A veces un tanto terco, puede necesitar sesiones de adiestramiento para que obedezca a sus propietarios, sin embargo, suele ser bastante sociable con otros perros e incluso con felinos.

Debido a su pelaje, requiere de cepillados prácticamente a diario.

Lhasa Apso:


El tibetano Lhasa Apso es reconocido por el American Kennel Club desde 1930, y ocupa el puesto 68 en el ranking de las razas caninas más inteligentes del mundo.

Lhasa Apso

Con un cuerpo pequeño y de aspecto robusto, el Lhasa Apso tiene el pelaje largo y abundante, exigiendo algunos cuidados especiales como cepillados y baños con cierta frecuencia.

Dócil y bastante sociable en la mayoría de los casos, la raza suele escoger un integrante específico de la familia por quien tiene mayor apego, aunque pueda convivir bien con todos.

Suele ladrar de forma alta y aguda en toda ocasión en que percibe algún tipo de amenaza o movimiento extraño, siendo extremadamente protector con respecto a su propietario.

Bichón Maltés:


Considerado como una de las razas caninas más antiguas de las que se tiene conocimiento, el Maltés es un perrito elegante, amoroso y lleno de energía, debiendo ser incentivado a practicar ejercicios diariamente para que no se convierta en un animal triste o depresivo.

Maltés

Tranquilo en la convivencia con niños y ancianos, puede ser el indicado para formar parte de familias grandes. Se trata de un perro bastante seguro que tiende a defender a sus dueños ante otros perros (independientemente del tamaño o raza).

Debido a su pelaje largo y completamente blanco, la raza requiere de cuidados específico para evitar accidentes o problemas de piel como la dermatitis.

Con una altura que varía entre los 20 y 25 centímetros, llega a pesar entre 3 y 4 kilos en su etapa adulta. Tiene una esperanza de vida de unos 12 años.

Lulu de Pomerania:

El Lulu de Pomerania también conocido como Spitz Alemán Enano o ‘Boo’, nombre del ejemplar de Lulu de Pomerania que ganó el título de perro más hermoso del mundo, es una raza cuyo origen data de la Europa prehistórica.

Lulu de Pomerania

Animado, activo y bastante audaz, el Lulu de Pomerania suele enfrentarse a personas y animales extraños, además de ser bastante desconfiado en presencia de desconocidos. Hará todo para proteger a los que ama, incluso atacar a perros o personas mucho mayores que él. Sin embargo, con la familia es bastante amoroso y tranquilo.

Puede llegar a medir hasta 35 centímetro de alturas y pesar entre los 2 y los 3,5 kilos.

Chihuahua:

Otra de nuestras propuestas para adoptar es el Chihuahua, un perro muy alegre, cariñoso y juguetón, que se da muy bien con otros perros, especialmente los de la misma raza, es considerado el perro más pequeño del mundo por el libro del Guiness World Record.

Chihuahua

Con una expectativa de vida que puede llegar hasta 20 años, el Chihuahua puede sufrir problemas cardíacos, por lo que su salud merece especial atención.

El Chihuahua se adapta bien a espacios pequeños aunque deben ser paseados para quemar energía. Es importante también no mimarlos demasiado ya que se pueden volver muy sosos y llorones.

Aunque su tamaño es minúsculo, de unos 18 centímetros de altura y un peso que varía entre 1,5 y 3 kilos, el chihuahua es muy valiente y no tiene miedo a enfrentarse a perros más grandes.

Pinscher:

Pequeño y bastante activo, el Pinscher es otro perrito valiente y osado que tiende a enfrentarse a animales mucho más grandes que él para defender su territorio o a las personas por las que tiene apego.

Pinscher

Es bueno, obediente y cariñoso con sus propietarios aunque puede tener problemas en la convivencia con niños muy pequeños, ya que tiende a irritarse con cierta facilidad si se le atosiga.

Con una altura entre 25 y 30 centímetros y con un peso un poco por encima de los 2 kilos, el Pinscher debe ser incentivado frecuentemente a practicar actividades físicas para gastar la energía acumulada y mantener el bienestar ya que se adapta bien a la vida dentro de un piso o apartamento y puede terminar dejando de hacer ejercicios.

Suele ser una raza bastante sana con una esperanza de vida de unos 12 años.

Yorkshire:

Los Yorkshire Terrier, originarios de Inglaterra y conocido desde el siglo XIX, son inteligente y muy independiente, en comparación con otras razas. Juguetón, cariñoso y muy curioso, el Yorkie, es fan de los niños y convive bien con ellos, a menos que se le le tire de los pelos u orejas, ya que eso suele irritarlos de manera inmediata.

Yorkshire

Agitado, travieso y, a menudo, terco; el Yorkshire debe recibir indicaciones y órdenes de sus dueños de manera firme para que obedezca

Su pelaje, que varía entre medio y largo, requiere cuidados constantes que incluyen cepillados y baños que lo mantendrán sano y lejos de problemas de piel como la dermatitis.

Rate this post

Contenido relacionado

Deja un comentario